lunes, 6 de febrero de 2012

JABÓN COLORES DE OTOÑO

   Aquí me tenéis de nuevo, os voy a enseñar un jabón que hice en septiembre y del que todavía creo que me queda una pastillita. Este es un jabón hecho 100% con aceite de oliva, la particularidad que tiene es que el agua lo sustituí por leche materna, sí, habéis leído bien, leche materna, o sea, de mujer, pero no mía, que ya tenía yo bastante con dar teta a dos criaturas como para andar sacándome leche para un jabón, ja! Los que nos llaman las de la secta tendrían para hablar y ponernos verdes un rato, jajajjaa!! Pero no, esta leche era de una mamá que se la extrajo para cuando volviera a trabajar para dársela a su nena, pero se le caducó y pensamos para ella un nuevo uso, esta vez cosmético.



La excusa para hacer este jabón fue un concurso que se hizo en el foro de Mendrulandia, en el que el único requisito que se pedía era que se hiciera un jabón usando unos de estos tres ingredientes, pimentón, perejil y cacao (o los tres, o dos, como fue mi caso) y la inspiración tenía que ser el otoño. Pues a ello me lancé, quería hacer un jabón con la técnica de la cuchara, pero el apaño en el molde que hice se me desmontó y terminé haciendo unos firulillos que no quedaron tan mal. Usé pimentón de la Vera y cacao puro.
   Los aceites esenciales que puse fueron una combinación de vetiver, geranio y bergamota, que en su conjunto me recuerda un poco a los olores del otoño, a tierra, a hojas, no sé, es una fragancia masculina, pero a mí me encanta. Y perdura!

2 comentarios:

  1. (Raquel)Yo lo he olido y es una maravilla.Genial Ali.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Raquel, de hecho creo que es uno de mis jabones favoritos.

      Eliminar