viernes, 7 de diciembre de 2012

JABÓN DE AVENA.

   Llevaba ya con ganas desde hace tiempo de hacer este jabón. La avena es un cereal que tiene unas propiedades para la piel excelentes. Muy útil para aliviar el picor de las dermatitis, psoriasis, urticarias, también se usa para tratar imperfecciones de la piel como granos por acné y espinillas y también en mascarillas nutritivas para el cutis.

   Pensando en aquellos familiares y allegados que tienen ciertos problemillas de piel, (incluso en mí, que sin tener ningún problema concreto de piel, sí que a veces sufro de un prurito cansino en las piernas) formulé este jabón, que, además lleva aceite de lino, muy rico en ácidos grasos omega 3 y 6, con un efecto protector,  antiinflamatorio y regulador del sistema inmunitario (interesante para reacciones alérgicas dermatológicas), muy nutritivo y emoliente.



   La fórmula que usé fue la siguiente:

- Aceite de oliva 519 grs.
- Aceite de coco 130 grs.
- Aceite de palmiste 130 grs.
- Aceite de palma 195 grs
- Manteca de cacao 65 grs.
- Estearina 39 grs.
- NaOH 156 grs.
- Infusión congelada de avena 401 grs

En la traza:
- Aceite de lino 78 grs.
- Harina de avena 30 grs.
- vit E 2 grs.
- Fragancia de polvos de talco 50 grs.

   He de decir que fue una grata sorpresa que la fragancia se comportara y no hiciera de las suyas. El jabón tiene un tamaño fuera de lo habitual porque lo hice en un molde diferente y viene a pesar cada pastilla algo más de 200 grs.
   El relieve lo conseguí poniendo una lámina texturizada de las que se usan para la repostería findant en el fondo del molde.


   Aún no lo he podido probar, pero este jabón promete. 

¡¡Sed felices!!

3 comentarios: