sábado, 20 de abril de 2013

ULTRAVIOLET LUX (O jabón de argán y rosa mosqueta).



   Me llegó a casa un nuevo molde con divisiones longitudinales, para hacer jabones chulos y muy bonitos con la técnica del secret swirl...
    Pero no tuve éxito.


   Hacía tiempo que no hacía jabones de este tipo y me me di cuenta de que hay varias cosas de las que tienes que prescindir en el jabón así, y yo usé ácido esteárico. Ainssss, el jabón debe ser estupendísimo para la piel, pero no conseguí el efecto deseado... Qué le vamos a hacer!!





   El jabón lleva una receta básica de aceite de oliva, coco, palma, ricino, maíz, ácido estearico y en el sobreengrasado puse aceite de argán y de rosa mosqueta. La fragancia lleva una mezcla de naranja dulce, ylan-ylang, geranio y un poquitín de fragancia de ámbar. Si os digo la verdad, esta combinación me ha sorprendido gratamente, el ylan-ylang lo uso muy poco porque me resulta muy empalagoso, pero aquí el resultado es ummmmmm.... me encanta.

   Lleva como colorante mica morada, y un poco de dorada también, que en la foto se aprecia muy ligeramente, la verdad.

   El aceite de argán está teniendo mucho auge entre la cosmética por su poder nutritivo y antienvejecimiento debido al alto contenido en vitamina E. Es de fácil penetración en las capas superficiales de la  piel  y de rápida absorción.
   Tiene tal cantidad de tocoferoles que se porta magníficamente atenuando arrugas, mejorando el aspecto de la piel estriada y de las cicatrices.
   Y no es comedogénica, con lo cual en pieles grasas y con acné también puede usarse.

El aceite de rosa mosqueta es un gran aliado para la piel madura, por su poder regenerante, retrasa los signos del envejecimiento prematuro, suaviza y atenúa las manchas de la piel, combate los efectos del fotoenvejecimiento, rehidrata la piel seca, disminuye las cicatrices y mejora la regeneración de la piel frente a quemaduras.

   Por tanto este jabón, va a ser un perfecto aliado para este veranito, darnos un baño después de la piscina o playa y enjabonarse de arriba abajo y disfrutar con su perfume y sus maravillosa espuma nutritiva.

¡¡Que seáis felices!!


Información extraída de aquí y aquí.

P.D. El jabón tiene el nombre con el que lo ha bautizado mi amiga Vega. No he podido resistirme a poner el nombre nuevo en el título de la entrada, jajajaa.










1 comentario:

  1. Gracias por el artículo! me hes de gran utilidad en especial por el contenido del aceite de argan!

    ResponderEliminar